Patricia Wood

El Pasado

Patricia Wood

Los Moles

ADN DE PRESTIGIO

La ebanistería es una especialización de la carpintería orientada a la construcción de piezas más elaboradas y con elementos decorativos mas trabajados con técnicas como la marquetería o la talla. Los maestros ebanistas decían «El ebanista siempre es carpintero, pero el carpintero no es ebanista».

Vengo de familia de ebanistas «Los Moles». A mediados del siglo pasado mi abuelo Francisco Fernández Manzano tenía un famoso taller en el Puente del Barranco del Abogado, donde mi padre, Antonio Fernández González, con apenas 8 años aprendió el oficio junto a él. Posteriormente mi padre abrió un taller en la Cuesta del Pino para desplazarse más tarde a un secadero de tabaco en la Vega de Churriana de la Vega donde instaló su base de operaciones. De allí siempre salieron preciosos artesonados mudéjares, balcones de madera y muebles que cobraban vida llenos de detalles creados por sus hábiles manos. Actualmente es mi hermano Antonio, también ebanista, quién continúa con ese taller.

De pequeña siempre andaba jugando a ayudar a las tareas básicas; a lijar o barnizar pequeñas piezas. Posteriormente aprendí a dorar, tapizar, restaurar y a construir. En casa siempre hablábamos de como se aplicaba esta u otra técnica, de las diferencias entre hacer las cosas bien y hacerlas perfectas. Crecí ayudando a mi padre, sorprendiéndome de la capacidad que tenía para hacer cosas maravillosas. A día de hoy ya no está, nos dejó hace unos años.

Adoro trabajar la madera, amo este material hasta la médula.  Ha sido, es y será siempre mi vida e intentaré recoger el testigo de una familia de trabajadores, de artistas del detalle y de soñadores. Soy Patricia Fernández Ronquillo. He tomado el nombre comercial de Patricia Wood, porque es más ágil y recordable, porque suena bien y se abre mejor camino es este loco mundo de las redes sociales. Me encanta bocetar, dibujar, crear muebles, decorar espacios, etc…